viernes, diciembre 03, 2010

A nadie en especial.



¿Que comience de cero?
Si ni caso me haces, niña,
tienes los ojos mudos de tanto hablarle a tu sordo,
pasas los días enteros renegando de tu sociedad, la tuya,
que no tiene un segundo asiento a tu lado, el tuyo,
-que nadie me espera en mi casa-, tu casa,
-que nadie me alquila rosas-,
-que nadie es para mi-,
-que la soledad soy yo-, tú.
¿Tú?

¿Que me deje de juegos?
Si ni sabes a qué juego, niña,
tienes los dedos muertos de tanto caminar en rostros ajenos,
pasas las noches enteras contando los juguetes frustrados,
que no tienen tiempo para jugar contigo, tú,
-que si me escuchara, sabría quién soy-, tú,
-que si me besara, todo sería distinto-, según tú,
-que si fue para mi, yo sería para él-, ¿él?
-que no sirvo para este juego y prefiero el final-, ¿fin?
¿Final?
¿Fin?

¿Quién soy?
Si no importa, tú,
tienes tiempo para hablar pero no para su antónimo,
pasas el poema entero esperando entender,
que es más bonito con rimas, que la prosa no avanza, sólo confunde, ¿yo?
-que no soy yo, que eres tú- ¿tú?
-que los chanchos que vuelan, que tú no sirves para esto- ¿esto?
-que él, que el otro, que el anterior- ¿ellos?
-que la vida y blablabla, que el reloj y tictac- ¿?
¿    ?
¿                   ?

Tú confundes más que yo,
siendo yo el poeta,
pero entiendo que no sepas de qué hablo,
siendo que al llegar al punto sólo digas:
-carajo, ¿me está hablando a mi?-
siendo que no estoy hablando,

estoy escribiendo.

3 comentarios:

Aglaia... dijo...

Para ser "a nadie en especial" vaya que puedo verme en ese espejo...

Besos chico Yob,

Sensaciones dijo...

me gustó venir...y me hizo gracia
el detalle de : POE ¡SI! ¿AH?

Un beso!!

Yob dijo...

Señorita V. Y es que la poesía es un espejo del alma, sólo hace falta abrir bien los ojos para vernos reflejados hasta en las 4 de la tarde con el sol a cuestas de un cielo rojo. Besos, siempre grata tu visita :)

Sensaciones. Gracias por venir y aquel detalle es una marca personal para autoreirme de lo que me gusta llamar poesía, pero me parece que no lo es. Un beso.